martes, diciembre 12, 2006

Mr. Scrooge estaba esta vez preparado para lo que ocurriría. Desde 1843 estaba soportando ese estúpido sometimiento al que se veía subordinado en cada navidad.

Esta vez sería diferente, ninguno de esos cretinos espíritus navideños le arruinaría su festín de maledicencia, sadismo y horribles intenciones para con Bob, su hijo Tim y su propio, pero no menos odiado, sobrino Fred. No señor, esta vez sería él quien les arruinaría la navidad. No habría celebración, no habría felicidad, no habría regalos, ni cena, ni nada parecido.

Ya se había puesto de acuerdo con los representantes de los sindicatos locales y esos gaznápiros tendrían que trabajar como burros hasta más allá de la media noche, igualmente Tim no podría curarse de su mal, quien lo había mandado a nacer con semejante enfermedad – Scrooge reía para sus adentros pensando en el placer que todo esto le causaría.

Para los espíritus navideños ya tenía una trampa perfecta, había comprado – en una tienda virtual, a precio de ganga – un equipo profesional para emisión de hologramas que simulaban un clon virtual de si mismo. Así que mientras los espectros estuvieran ocupados con su yo holográfico, el tendría todo el tiempo para destruir la navidad de quienes durante 163 años habían convertido la suya en una miserable repetición de sentimentalismos y gastos superfluos que no tenían justificación alguna.

Ahora si, el mundo conocería lo que es un cuento de navidad por Ebenezer Scrooge y no ese autor de quinta categoría: Charles J. Huffan no se qué.


3rn3st0
http://yoernesto.blogspot.com

13 comentarios:

Jar G. dijo...

Curioso, muy curioso. Me gusta.

coalticuesbelt dijo...

Bien, ese Scrooge si da para varias. Me gusta el plan maquiavelico que arma en el tercer parrafo, muy realista, jajaja.

coatlicuesbelt dijo...

oye, fui a tu blog, yo crei que el parrafo antes mencionado era puro sarcasmo pero me entro la duda de que si sea en serio. Ojala no, neta.

3rn3st0 dijo...

En el tercer párrafo hablo de los sindicalistas (que siempre se venden a los patronos) y de una maldad bastante común, ya que Scrooge desprecia a Tim sólo por su problema físico.

Es sarcasmo como dijiste, en todo caso quisiera saber que leiste allá en mi blog que te hizo entrar en dudas :-S

Saludos desde Guanare, Venezuela

Prometeo dijo...

Muy buena adaptación! Me gustó tu visión cruda de Scrooge. Puntos exta por poner el nombre completo de Dickens

it's me dijo...

Lo que Scrooge no sabe es que el bien siempre triunfa. Jaja¡ Me gusto el texto.

MArian dijo...

No me terminó de llegar. O sea, veo que es buena idea, que está bien escrito, pero siento que algo falta, aunque no sé bien qué.

Garap dijo...

Pinche Scrooge rencoroso jajaja. Para mi después del de Coatlicuebest es el que más me gustó de esta ronda.
Es genial el planteamiento y el final que deja todo al aire, muy bueno.

coatlicuesbelt dijo...

Libita es una pendejada hecha ser humano

Rapaquiwi dijo...

Muy bueno. Si en todo el cuento se ve que ese Scrooge no tiene un pelo de tonto, y si una vez se la hicieron, él pacientemente planearía su revancha.
¡Adelante Scrooge!, por todos los que no se alinean a la mercachifle idea de regalarse chacharitas cada fin de año.

l i l i t h dijo...

Jajaja, este Scrooge rencoroso que defiende su amargura, jajaja...

Y el detalle del personaje sobre el autor, como Sherlok y Conan Doyle.

Comentarista dijo...

Buena jerga, pero muy largo y descriptivo. Intenta cortar tus intenciones.

mi despertar dijo...

excelente texto y estilo