martes, diciembre 12, 2006

ENTREVISTA

“Ellos tienen acceso a todo, y pudieron hasta contratarnos a nosotros!”
No lo admite, pero siempre tuvo problemas con su color de piel, y debe reforzar su palidez con maquillaje antes de salir al trabajo.
Su apariencia estaba bien lograda, y al discurso lo sabía de memoria, así que en cuanto ‘el descarriado’ asumiera la situación y dejara de hacer preguntas, su trabajo consistiría sólo en repetir ‘lo de siempre’ sin interrupciones. Definitivamente, su tarea podía complicarse con los incrédulos, pero un bono extra por los inconvenientes justifica la molestia.
La visita de esa noche comenzó a las doce, y como a las doce y media estaba volviendo. Cuando se disponía a relajarse y descansar, sonó el teléfono, y le informaron que otro había caído enfermo y debía suplantarlo. Odiaba reemplazar al tercer fantasma, pero era inevitable, y además, significaba otro bono.
Esa noche volvió tarde, “hay gente a la que de verdad le cuesta entender el mensaje”, explica… “Si, si, sentimentalismos, familia, navidad, navidad. Todo eso los desvía de lo que deben entender, ¡y además hay tanto tacaño por ahí!”.
Sube a la oficina del jefe, que lo espera con el resumen de cuenta de la tarjeta de crédito del visitado. Y procede a cobrar su comisión. Al salir, me saluda diciendo que no olvide mencionar que es “el Instigador Para Compras Navideñas más cotizado de la zona”, y con un guiño cómplice se va.
Lo veo alejarse, “y ese fue, señoras y señores, un fantasma de la navidad”.

MArian
http://odioalsilencio.blogspot.com

9 comentarios:

Jar G. dijo...

Y uno realmente fantasmagórico.

3rn3st0 dijo...

Me gustó, la situación, el manejo de la idea central. De verdad bastante bueno, y además muy imaginativo. ¿Quién podría imaginarse a los fantasmas navideños trabajando en una corporación pro-navidad?.

Sólo algo no me cuadró: ..."y ese fue, señoras y señores, un fantasma de la navidad”... Creo que ese final desentona con toda la dinámica que diste al texto.

Saludos desde Guanare, Venezuela

Prometeo dijo...

Madres! ¿Ni como fantasmas nos podremos librar de la chamba?

Ya me deprimiste.

Garap dijo...

Otro cuento muy bueno.
Y seh, hasta como fantasmas vamos a tener que hacer trabajos difíciles. Me gustó bastante que el verdadero significado de la navidad sea gastar todo lo posible XD

MArian dijo...

Gracias por los comentarios...
Creo que pensé lo que todos, en no pintar la navidad de los comerciales de Tv, y quise realzar el cambio de significado que parece tener la navidad en estos días.
Estoy de acuerdo con que la frase final es algo floja, ý creo que el título tampoco es el más adecuado.

coatlicuesbelt dijo...

Yo opino que libita es una vieja pendeja

Rapaquiwi dijo...

Buen punto el realce del mercantilismo inherente a estas fechas.
No obstánte no logré identificar al narrador.
Pero me dejó buen sabor de boca.

l i l i t h dijo...

No había caído en cuenta de lo del título, tienes razón.
Y el detalle del narrador.
Pero le das al punto.

comentarista dijo...

no agrada mucho, largo y sin interes